La salud dental de los pequeños es fundamental para el crecimiento y desarrollo no solo de los dientes, ya que también es crucial para prevenir futuros problemas dentales, digestivos y de autoestima en la adolescencia o edad adulta.

Por ello, la elección de la pasta dental hará una gran diferencia, y para empezar debemos diferenciar entre las pastas fluoradas y las no fluoradas. Las pastas fluoradas se manejan por la cantidad de flúor en partes por millón o ppm, este componente es crucial ya que ayuda a prevenir la aparición de caries.

Edad de mi bebé y tipo de pasta


Primer año de vida

En esta etapa debes limpiar los dientes con un gasa húmeda o con un cepillo en forma de dedal, sin pasta.

De 1 a 3 años
La pasta dental en esta etapa debe llevar menos de 1000 ppm de flúor, y la cantidad debe ser menor a un grano de arroz.

A partir de los 3 años
La pasta dental en esta etapa debe ser de 1000  a 1450 ppm de flúor, sin embargo, se debe aumentar la dosis, y la cantidad debe ser entre un grano de arroz y guisante.

6 años en adelante
Los niños a partir de los 6 años deben usar una pasta dental de 1450 ppm y la cantidad será del tamaño de un guisante.

Toma en cuenta que todos los niños son distintos, por lo tanto, deberás ir con un dentista con  experiencia en odontopediatría para que vigilen el desarrollo dental de tu pequeño. Agenda una cita con la Dra. Alma Lorena Clemente Martínez.